10 ideas para decorar tu fiesta con velas

10 ideas para decorar tu fiesta con velas

Con la llegada de las altas temperaturas del verano, las casas se llenan de cenas, celebraciones y eventos varios. En todos ellos, la iluminación es un elemento clave. Sabes que en Dunia Hania somos amantes de lo hecho a mano, y por ello en este artículo te voy a hablar de las posibilidades que te ofrecen las velas artesanales a la hora de decorar tu mesa y todos los rincones de tu casita. La vela se convierte en un elemento clave para aportar un toque de calidez a cualquier espacio, y nos reconcilia con ese pasado del ser humano solamente iluminado con pequeñas candelas. En el post de hoy quiero presentarte diez ideas muy prácticas que tienen a las velas decorativas coo grandes protagonistas. Algunas apuestan por vincularlas con elementos naturales, y otras por reutilizar como portavelas diversos elementos que seguro que tienes en tu hogar. Todas ellas, eso sí, pondrán el definitivo toque handmade a cualquier celebración:

1. Combinadas con cristal: introducir velas de diferentes formas y tamaño en jarroncitos permite crear portavelas de cristal que aportan una iluminación nítida, y que además puedes modificar escogiendo vidrios de diferentes colores. Si optas por agrupar en una misma mesa diferentes tonalidades y estilos de jarrón conseguirás una sinfonía cromática perfecta tanto para una cena como para recibir a los invitados si por ejemplo colocas el resultado en el mueble que presida tu recibidor. Se trata de verdaderas lámparas artesanales que, además, reutilizan elementos que puedes tener en tu casa de antemano

2. Con toques metálicos: en la lista de portavelas originales sin duda los que combinan vidrio y metal ocupan un lugar destacado, pues precisamente ese fino trabajo de engarce permite crear motivos geométricos muy hermosos. A menudo estos ejemplares son a la vez velas y portavelas, que se presentan con delicadas tapas que podemos cerrar para convertirlos en productos decorativos con entidad propia. Si combinas varios de estos portavelas artesanales conseguirás un resultado que sin duda sorprenderá a tus invitados

3. A la antigua: cualquier vela decorativa adquirirá un sabor mucho más geunino si la introducimos en objetos en los que sea visible la huella del tiempo. El cobre es un material especialmente recomendado en este caso, pues adquiere tonalidades doradas en contacto con la luz. Una vieja lata o un barreño que guardes en tu desván pueden adquirir nueva vida convirtiéndose en faroles portavelas que cuentan toda una historia, y que resultan ideales para iluminar el camino de entrada a tu casa o para aportar una luz tamizada en las esquinas del comedor. Hacer portavelas nunca fue tan sencillo

4. Perfumadas: resulta muy agradable introducirse en un espacio no solamente iluminado cálidamente, sino también perfumado por el aroma embriagador de las velas decorativas y aromáticas. Hay cientos de olores en el mercado, pero te recomendamos que optes por la lavanda, el limón o la canela. Estas velas perfumadas te traerán directamente a casa toda la magia de la naturaleza

5. Acuáticas: resulta una opción ideal para las celebraciones nocturnas al aire libre. Se deben escoger pequeñas candelas, que se han de introducir en un cubo o en otro recipiente de cierto tamaño repleto de agua. Aportarán un toque fresco que encaja perfectamente con las noches cálidas de verano y una atmósferas de vestidos ligeros y fiestas al borde de una piscina

6. De porcelana: en todas las casas se agolpan tazas y vasos de porcelana que ya no se utilizan, bien porque tienen algún pequeño golpe o defecto, bien porque se han quedado desemparejadas tras años de mudanzas y uso continuado. A todas ellas puedes darles una nueva vida introduciendo en su interior pequeñas candelas para crear atmósferas muy íntimas, ideales para una pequeña cena entre amigos o para una velada romántica

7. Con toque mexicano: los portavelas en barro negro son una artesanía típicamente mexicana y muy delicada. Tamizan la luz con sus calados, a menudo con motivos florales exquisitos. Además, son elaborados completamente a mano por el pueblo de San Bartolo Coyotepec, de donde proceden, de manera que nos encontramos ante un ejemplo de vela artesanal cien por cien genuina

8. Mezcladas con flores: el toque perfumado también se puede conseguir añadiendo rosas, tulipanes o cualquier otro tipo de flor a una sencilla vela. Si combinas los colores de la vegetación con el de la candela el resultado será mucho más armonioso. Es una idea perfecta para una comida o incluso para un desayuno o merienda a la que quieres aportar un toque campestre

9. Recicladas con mucho encanto: hacer velas artesanales con elementos tomados de tu propia casa es posible y, además, puedes obtener muy buenos resultados, tanto para velas decorativas grandes como para iluminar pequeños rincones. Por ejemplo, un bote de cocina de gran tamaño relleno de piedrecitas o o de granos de arroz aporta un toque rústico, mientras que si añades blondas de papel a los típicos vasos de cristal de yogur conseguirás un toque vintage muy logrado, ideal por ejemplo para decorar repisas de ventanas. Si la blonda es banca aportará sencillez, mientras que las de tonos metalizados o dorados resultan ideales para cenas de mayor elegancia o festivas, como las que nos esperan en unas pocas semanas con motivo de las Navidades

10. Con un toque marroquí: en una web en la que amamos las cositas viajeras no podíamos terminar este post sin hacer un guiño a otros mundos. En este caso, Marruecos, uno de nuestros destinos favoritos. El té es allí la bebida nacional, y los vasos que se usan para tomarlo en muchas ocasiones aparecen hermosamente decorados, con motivos dorados y plateados que son un canto a la belleza de la geometría y la caligrafía árabes. Añadiendo una candela en su interior con un poco de agua para que flote sobre ella, conseguirás aportar un toque étnico a cualquier cena, simplemente disponiendo un conjunto de cuatro o seis vasos sobre diferentes puntos de la mesa.

Velas decorativas aromatizadas, portavelas en barro negro, candelas de vidrio y metal... Las posibilidades son casi infinitas, pero decorar tu fiesta con velas, especialmente sin son artesanales, simpre resulta un acierto absoluto. ¿Ya has escogido tu idea?

Foto de Sandy, con licencia Creative Commons