10 trucos con aceite de argán que no conocías

10 trucos con aceite de argán que no conocías

El aceite de argán es uno de los productos que más nos gustan en Dunia Hania. Te hemos hablado de él en otros artículos de nuestro blog, resaltando que este auténtico "oro líquido de Marruecos" tiene propiedades para la piel, el cabello y hasta las uñas, que lo convierten en un cosmético diez. Hoy queremos ir un poquito más allá y presentarte diez trucos de aplicación del aceite de argán puro (como el que vendemos en nuestra tienda online) que te sorprenderán:

1. En masajes circulares para incrementar sus efectos sobre el rostro: con la ayuda del cuentagotas o dosificador del envase que te proponemos te será muy sencillo depositar sobre la yema de tus dedos unas cuantas gotas del producto. A continuación, debes impregnar con ellas la cara, realizando suaves masajes circulares que eviten la zona del contorno de los ojos. Lo ideal es hacerlos en forma de círculos pequeños desde la barbilla, para a continuación ir subiendo poco a poco hacia los pómulos, terminando sobre el centro de la frente. Después se trata de repetir los mismos movimientos hacia el exterior. De este modo, las propiedades del aceite de argán se notarán mucho más en tu piel

2. Mezclado con especias en la lucha anti-acné: uno de los beneficios del aceite de argán más reconocidos es el que ayuda a combatir el acné. Su acción antioxidante disminuye la inflamación de la piel y su vitamina E ayuda a renovarla y a reducir cicatrices y manchas. Lo mejor es depositar una pizca del cosmético sobre cada grano y darle leves golpecitos con la yema del dedo índice hasta su completa absorción en la zona deseada. Los efectos pueden mejorarse todavía más si mezclamos el argán con un poco de cúrcuma, una especia muy habitual en la cocina marroquí, pero que también tiene propiedades cosméticas. Mezclando ambos elementos podemos crear una mascarilla, que deberemos depositar sobre la zona con acné durante 15 minutos, y lavarla a continuación. Este sencillo ritual cosmético deberá repetirse tres veces por semana hasta observar los primeros resultados

3. Combinado con crema facial para mejorar la hidratación: mezclando unas gotitas de argán con la crema que usas a diario en tu rutina facial aumentas el potencial nutritivo e hidratante de ambos productos. El resultado: una piel mucho más suave y protegida frente al envejecimiento prematuro

4. Con champú, en forma de aceite de argan para el cabello: entre los beneficios del aceite de argán sin duda uno de los que más te interesarán es el que permite hidratar el cuero cabelludo y luchar contra su encrespamiento. Para aplicarlo, lo mejor es poner un poco de aceite en las manos y pasarlo por el cabello seco. Rápidamente estará más saludable, liso y brillante. Otra opción es mezclarlo con champú, simplemente añadiendo unas gotitas. De este modo te lo puedes aplicar durante la ducha

5. Como acondicionador: si lo que quieres es todavía un tratamiento más profundo de tu cabello, debes aplicar suficiente aceite de argán para que lo cubra en su totalidad, incluyendo las raíces. No te dejes engañar por el término "aceite": el argán no es un producto que añada más grasa al pelo, por lo que lo pueden usar todo tipo de personas. Tras haberlo aplicado sobre todo el cuero cabelludo, coloca un gorro de baño y déjalo actuar durante dos o tres horas. A continuación, lava tu pelo con champú para eliminar cualquier resto de residuo y, ¡listo!

6. Directo sobre la piel para retrasar el envejecimiento: los radicales libres son los responsables de las arrugas, y el alto contenido de vitamina E del argán los contrarresta, ayudando a reparar la piel. Se puede aplicar directamente sobre ella tras la ducha o por la noche, una vez que te hayas lavado la cara, pues trabaja mejor sobre la piel húmeda. Hay quien opta por mezclarlo con otras cremas, pero lo ideal es aplicarlo o bien puro o bien en forma de productos que ya integren directamente el argán en su composición, como nuestra crema de noche de Moroccan Natural Secrets

7. Como desmaquillante natural: olvídate de tener que combinar una gran cantidad de productos, algunos agresivos para tu piel, para realizar el ritual diario del desmaquillado. Simplemente con un poco de aceite de argán en un algodón conseguirás los mismos resultados, y de manera completamente natural. También resulta idóneo para quitar la máscara de ojos, la sombra o el delineador. Mezclándolo con una o dos cucharadas de agua de rosas lograrás además un desmaquillante perfumado muy agradable

8. Como exfoliante de urgencia para labios dañados: los beneficios del aceite de argán también se extienden a los labios. Tienen una piel muy frágil, que a menudo se despelleja o rompe. Con el argán es muy sencillo crear un exfoliante que elimina las células muertas y renueva esta piel: mézclalo con un poco de azúcar moreno, humedece los labios con agua y frótalos con la mezcla. El resultado pronto será visible

9. Como tratamiento para prevenir las estrías: las estrías son visibles en el cuerpo de muchas mujeres. El argán no las elimina por completo, pero sí ayuda a hacerlas menos evidentes. Basta con aplicarlo diariamente sobre las áreas en las que se concentran en mayor medida las estrías, como el estómago, el pecho o las piernas. La piel absorbe directamente el aceite, por lo que en este caso no se requiere un lavado posterior

10. Para lograr unas uñas y unas manos más bonitas: nuestro último truco embellecerá una parte de tu cuerpo muy a la vista. El argán es ideal para fortalecer las uñas quebradizas y darles un apariencia saludable, además de contribuir a suavizar las manos simplemente amplicando unas gotitas diariamente en ellas.


¿Todavía te sigues preguntando para que sirve el aceite de argan? Como ves, sus propiedades son múltiples, su aplicación muy sencilla y sus ingredientes, cien por cien naturales. Sólo te falta decidir en qué formato lo quieres: ¿botella grande, pequeña? ¿Perfumado, puro, en crema de noche, como jabón? En Dunia Hania te ofrecemos todas las opciones, y además, con un 10% de descuento sólo por suscribirte a nuestro boletín: ahora sólo falta que escojas la tuya.