Jaipur, el reino indio de las telas estampadas

Jaipur, el reino indio de las telas estampadas

Es difícil no emocionarse con la hermosura que atesoran los productos hechos a mano. Pero algunos, especialmente, nos hacen vibrar por su delicadeza y colorido. Los tejidos artesanales son uno de ellos: desde el más sencillo mantel individual hasta los patrones de bolsos de tela más elaborados, estamos ante auténticos ejemplos no solamente de la producción handmade, sino de la identidad de pueblos enteros. Es lo que sucede en la India, donde a pesar del empuje de lo chino siguen sobreviviendo millones de hombres que en sus telares artesanales, antiquísimos, continúan produciendo hermosas piezas y manteniendo el legado de sus antepasados en pleno siglo XXI. Los textiles indios se caracterizan por la vivacidad de sus tonalidades, que podemos ver repetidas en templos e indumentaria. Pero si hay una zona que sobresale por la fabricación y teñido de tejido esa es el Rajastán, en el noroeste del país. Jaipur, en concreto, aparece a la vista del viajero como una fascinante ciudad llena de bazares en los que el textil es el protagonista.

Fascinantes mercados

Los mercados se disponen por toda la zona antigua de una urbe que es conocida también como la ciudad rosa, pues en 1905, con la visita del Príncipe Alberto, esposo de la todopoderosa Victoria de Inglaterra, se le dio ese color a fachadas y templos en honor al color tradicional indio para las bienvenidas oficiales. Callejeando en busca de artesanía textil seguro que te cruzarás con algunos de sus antiguos palacios, como el de Los Vientos.

Los bazares de Jaipur son tan numerosos que podrás pasar horas y horas rebuscando entre sus creaciones, consiguiendo una preciosa mantelería o admirando los bordados artesanales de los diferentes trabajos. Seguro que podrás cruzarte con algún artista afanado en su telar artesanal, probablemente heredado de abuelos o bisabuelos, pero que sigue funcionando a pleno rendimiento. Como casi todo en la India, los mercados también te fascinarán por lo distintos que son a los que podemos hallar en Occidente: olvídate de recintos perfectamente organizados con la mercancía distribuida ordenadamente. Aquí puedes ver joyerías mezcladas con floristerías, carros de bueyes entre ambos y hasta algún elefante. Las multitudes son constantes, y ese bullicio, que te puede resultar agobiante al principio, pronto se convierte en parte de la esencia de lo que estás viviendo y del ritual de compra de cualquier tejido artesanal u otra pieza de artesanía india.

No olvides, tampoco, el arte del regateo. Al igual que sucede en un país a primera vista tan dispar como Marruecos, los artesanos indios también adoran conversar con los potenciales clientes para fijar un precio definitivo para su mercancía. Forma parte del ritual de compra de artesanía de la India, así que no seas tímida y participa en él siempre que puedas.

La belleza del estampado artesanal

El estampado artesanal de telas sin duda es una de las técnicas que más te fascinarán cuando visites Jaipur. En concreto, el realizado sobre seda adquiere una especial belleza, si bien en muchas ocasiones se intenta falsificar y ofrecer por el mismo precio alguna tela artesanal de mucho menor valor. Por ello, intenta comprar directamente a quienes están estampando la tela o bien en tiendas que te ofrezcan, como la nuestra, un certificado de autenticidad en el que se marque el origen y composición de cada producto.

La estampación es un proceso complejo, que a menudo se realiza entre varias personas: cada una de ellas puede encargarse de un determinado sello, que va colocando sobre el tejido, dando como resultado complejas composiciones geométricas. Es una técnica muy curiosa, puesto que al realizarse varios estampados con distintos sellos solapados, la figura queda dibujada y coloreada en su interior. Los elefantes, animales tradicionales indios, y los palacios que decoran toda la ciudad también se cuentan entre los motivos más repetidos en esta modalidad de telas artesanales.

Para darle el toque final, sus creadores las introducen en enormes tinajas donde adquieren su color definitivo mediante un proceso de teñido cien por cien natural. De hecho, ese teñido se efectúa únicamente a través de elementos procedentes de la naturaleza más cercana, como raíces o plantas. Tras haber sido introducidas en las tinajas, el proceso del teñido de telas artesanal termina con el secado al sol, que se puede prolongar más o menos en el tiempo dependiendo, obviamente, de las condiciones meteorológicas. Las telas pintadas artesanalmente supondrían un paso de todavía mayor elaboración: sobre la superficie ya estampada se pueden dar pinceladas de color que completen el resultado final.

Una casa con aires étnicos

Recurriendo a la artesanía en tela la decoración del hogar cambia por completo y adquiere aires viajeros de enorme belleza. En concreto, los tejidos arteasanales indios tienen un exotismo incomparable y pueden cambiar por completo cualquier estancia sin necesidad de realizar un gasto de dinero excesivo. Imagina, por ejemplo, cómo puedes modificar una cama excesivamente seria colocando sobre ella una colcha estampada a mano con la figura de un elefante sobre ella. Las telas de pared también consiguen un gran resultado, pues permiten desde tapar pequeños desperfectos hasta añadir color a una habitación infantil.

Las posibilidades son múltiples y se extienden también a la cocina y el baño: con unos coloridos paños sobre el lavabo este cambiará radicalmente su aspecto, y nada mejor que recibir al verano con un mantel geométrico plagado de color. Ahora que las buenas temperaturas son dominantes, seguro que a tus amigos les encantará disfrutar de una cena en la que los tradicionales salvamenteles sean sustituidos por otros plagados de pura esencia india. No hay límites para que puedas echar a volar tu imaginación y escoger los tejidos hechos a mano que mejor se adapten al estilo de tu casa o a tus gustos personales. También son perfectos como regalo, pues seguro que nadie se espera un presente tan sumamente original. Si tienes la opción de viajar a Jaipur, empápate de su artesanía. Si no, en Dunia Hania te ofrecemos propuestas de tejidos artesanales que también te harán soñar con lejanos rincones y con los que podrás transportar tu vida y tu casa a destinos paradisiacos a los que, en muchas ocasiones, sólo podemos viajar con la imaginación.