Creación de cajas de madera decoradas: cuando el artesano se convierte en artista

Creación de cajas de madera decoradas: cuando el artesano se convierte en artista

Fabricar cajas de madera es un oficio milenario, que desde antiguo ha puesto a los artesanos a pergeñar la mejor manera de trabajar y decorar un material que ha guardado su calidez y belleza siglos después de que empezase a ser empleado por el ser humano.

Entre gubias y buriles: bienvenidos al mundo de la xilografía

La xilografía es una de las técnicas más antiguas para decorar cajas de madera. Consiste en imprimir en relieve sobre una matriz de madera, haciendo surcos sobre el bloque escogido tras haber dibujado previamente con un papel de calco el diseño deseado. Gubias y buriles son las herramientas empleadas para lograr dar forma a los surcos del grabado, que una vez finalizado se entinta con la ayuda de un rodillo. La tinta acuosa es una de las más recomendadas en esta parte del proceso, pues se puede limpiar fácilmente.

La obtención de cajas de madera pintada es posible también con la técnica de la xilografía en color. El procedimiento para obtener este tipo de caja de madera es más complejo, pues implica grabar una plancha de madera diferente por cada color que se desee obtener. A continuación se imprime cada color, uno sobre otro.

Realizar xilografías implica conocer a fondo las peculiaridades de cada madera, su densidad y su dureza. Precisamente las más duras son las más convenientes: boj, cerezo, peral... No obstante, los fabricantes de cajas de madera decoradas de hoy en día reinventan la tradición y trabajan también con planchas de contrachapado de roble, haya o pino. No obstante, incluso en estos tiempos de cambios los buriles, las gubias y los formones siguen constituyendo el instrumental principal para las cajas artesanales realizadas mediante la técnica de la xilografía, en ocasiones combinados con cuchillos dentados, cepillos metálicos, tenedores y hasta microtaladros.

 

De la practicidad al diseño

La xilografía es considerada una de las técnicas de impresión sobre madera más antiguas, y desde hace al menos dos mil años se emplea para obtener cajas decorativas de singular belleza. Ya en el siglo IV d.C., en Egipto, se obtuvo la primera tela estampada con bloques de madera, y en las culturas sumeria y babilonia existían sellos para estampar, que se obtenían golpeando o apretando planchas de madera entintadas sobre la superficie que se quería trabajar. Si bien en un principio la talle de planchas de madera era puramente práctica, y realizada por carpinteros, progresivamente las cajas de madera pintadas mediante xilografía fueron adquiriendo un creciente grado de refinamiento, que condujo a que en la Europa del Renacimiento ya existiesen artistas que diseñaban los dibujos que posteriormente se estampaban sobre la madera: un pintor que creaba el dibujo e incluso un posterior dibujante que los reinterpretaba para lograr que la decoración de cajas de madera adquiriese una mayor belleza.

 

Kashmir, donde el tallado de madera se hace arte

Hay países en los que la talla de madera para crear finas cajas es todo un arte nacional. Es el caso de la India, y más en concreto de su región de Kashmir, famosa también por sus tejidos. En dicha región el tallado de madera para crear cajas decoradas de madera se realiza a partir de planchas de nogal, localmente llamado "Doon Kul", que se corta solamente cuando el árbol madura, a una edad aproximada de trescientos años. Tanto las raíces como el tronco se emplean para las cajas de madera artesanales. Como en el caso de la xilografía, se trata de una madera dura, que existe solamente en Kashmir, y que tiene una gran resistencia, pero que al mismo tiempo, por su textura, facilita un tallado fino y detallado a la hora de hacer una caja de madera. El detallismo de estos artesanos indios a la hora de realizar cada caja de madera decorada es tal que existen hasta cinco estilos de talla, desde aquellos que permiten obtener un resultado tridimensional de motivos y escenas hasta otros con menor profundidad. Las opciones de dibujos para cajas de madera son asimismo de lo más variado: animales, criaturas fantásticas entre las que destacan los dragones, escenas en las que todos los elementos se organizan en torno a un motivo central que articula la escena... Las cajas antiguas de madera se realizaban empleando únicamente el tronco de los nogales; no obstante, las cada vez mayores dificultades para localizar árboles que cumplan las características necesarias para ser tallados ha hecho que las raíces sean una de las partes cada vez más empleadas en la actualidad en las cajas decorativas de madera realizadas en la región de Kashmir.

 

Madera de olor cítrico y reminiscencias indígenas

Las cajas de madera para decorar de México tienen su centro en un pequeño poblado de la Sierra de Guerrero, Olinalá. Se trata de un lugar remoto que sin embargo forma parte esencial de las artesanías mexicanas por sus preciosas cajas laqueadas y pintadas. No en vano, pintar cajas de madera es aquí todo un arte: se fabrican generalmente en linaloe, una madera tradicional de esta zona con un característico olor cítrico, que perfuma agradablemente cualquier estancia. Los artesanos locales tienen una gran pericia en el tallado de la madera, consiguiendo ejemplares verdaderamente bien ejecutados. No obstante, es la pintura lo que verdaderamente añade un carácter singular a estas cajas de madera para regalo, pues esa suele ser a menudo su función, gracias a la hermosa decoración que poseen, generalmente en base a animales de la propia región de Olinalá: venados, armadillos, liebres, coyotes, tlacuaches, iguanas, palomas, zopilotes, serpientes, escorpiones, lagartijas... La pintura llega incluso a marcar la autoría de cada una de estas piezas singulares, de manera que las firmas de cada artesano, aquí convertido en artista, pueden encontrarse dibujadas en muchas de estas cajitas. El oficio de los artesanos fabricantes de cajas de madera de Olinalá ha ido pasando de generación en generación desde tiempos prehispánicos, de tal modo que las técnicas de la madera laqueada tienen en esta región siglos de historia. La fabricación de las cajas que emplean este material sigue siendo, de hecho, realizada generalmente por artesanos predominantemente indígenas.

La fabricación de cajas de madera decoradas es una búsqueda constante hasta obtenera la mejor decoración. Una hermosa carrera de lacados, xilografías diseños imaginativos en la que los artesanos se convierten en artistas.